RETRO DDuJ

Retro, retro y mucho videojuego retro

Shenmue | 2000

11 comentarios

Introducción

Hoy os voy a hablar de un juego muy especial en mi vida como jugon, un juego que me sorprendió muchísimo en su día y del cual no pude desengancharme hasta terminarlo. Shenmue fue un hito en su día, algo nunca visto y que se adelantó mecánicas de juego que hoy en día vemos en muchos videojuegos que salen a la venta. Un juego en el que podías hacer lo que querías, casi prácticamente y podías jugar como quisieras y por donde quisieras, con la única salvedad de que si llegaba una fecha en concreto, tenias que volver a comenzar, aunque teníamos mucho tiempo para completarlo – yo nunca llegue a esa fecha en concreto y no fueron pocas las horas que le dedique al juego

Shenmue lo guardo como si de oro se tratara – junto a su segunda parte – Para mi supuso un descubrimiento grandísimo, tanto que creo que es el juego que más veces he acabado.  El año que tardo en lanzarse la segunda parte se me hizo eterno y fui corriendo el mismo día de lanzamiento. Todo estaba vivo en Shenmue y nunca más he tenido esta sensación en ningún otro juego, aunque algunos han llegado a transmitirme lo mismo. Además la historia estaba muy bien narrada y siempre te mantenía en vilo, con giros argumentales muy buenos, por no deciros el final de Shenmue 2, que te quedas totalmente con la boca abierta, para luego cagarte en la madre que pario a SEGA, por no continuar nunca esta saga…. – este un tema para hablar largo y tendido –

Por todo ello Shenmue siempre va a ser uno de los grandes para mi, además de pertenecer a una de las consolas que más cariño tengo de toda la historia de los videojuegos. Coño es que re-escribiendo esto me están entrando ganas de volver a conectar la consola, para comenzar de nuevo la saga y redescubrir cosas que a lo mejor se me habían pasado por alto. Shenmue es totalmente una obra maestra de los videojuegos o yo lo considero así, como también reconozco que habrá mucha gente a la que no le guste este juego y para ellos sea una completa absurdez, pero es que Shenmue, no es un juego para todo el mundo o al menos es lo que yo pienso.

Sin duda podíamos encontrar muchas cosas en los 3 GD-Rom de Dreamcast – es el nombre que tenían los Cd trucados de Dreamcast – que no encontrábamos en ningún otro juego por aquel entonces y eso hacia a Shenmue, un juego único.

El juego

El juego apareció para la Dreamcast de SEGA, en el año 1999 y un año después llego por aquí. Por aquel entonces el desembolso que hizo SEGA con este juego fue una burrada – unos 70 millones de dolares – que luego no fue recompensada con las ventas, ya que no vendió demasiado. Y el desarrollo del juego tampoco se quedó atrás, ya que se empezó en 1994, aunque la idea ya rondaba en la cabeza de Yu Suzuki – el creador del juego – mucho antes. El encargado del desarrollo de este juego fue el equipo de AM2 de Sega, a las órdenes de Yu Suzuki. Desde un principio, Yu Suzuki vio este proyecto como una saga y por ello el juego termina como termina, ya que narra unos cuantos capítulos de esta historia, que solo existe  en la mente de Yu Suzuki.  Además en un principio el juego se planteo como un juego de Virtua Fighter RPG – de ahí que los combates se asemejen tanto a ese juego – para luego dar paso a lo que vimos en su día. Pese a la expectación que había creado por todo lo que se había hablado sobre el juego con los videos e imágenes promocionales, no llego a venderse  lo necesario para un proyecto de esta envergadura y con la segunda parte, quisieron lanzarse por la ventana, aunque tampoco fue generoso en ventas, una pena la verdad.

Ya sabéis que no me gusta hablar de la historia de un juego, pero lo que os voy a contar transcurre en los primero minutos del juego. El juego transcurre en el año 1986 y principios de 1987, en Japón y el tema principal de la historia del juego es la venganza o redención, por la muerte del padre de Ryo, el protagonista del juego, de manos de un tal Lan Di. Aunque hace poco el propio Yu Suzuki dijo en una entrevista, que el tema de la venganza va tomando menos importancia en el devenir de la historia de Ryo. Esta historia que parece tan típica, no es más que el comienzo de algo mas grande, que aun no ha tenido su finalización, ya que el juego solo ha llegado a su segunda parte y aun quedan muchas cosas que no se han contado – si SEGA le vende los derechos a Yu Suzuki, podremos ver la el tan esperado Shenmue III

A partir de la intro inicial, el juego nos abre una serie de posibilidades nunca vista antes en un videojuego y yo creo que pocas veces vista hasta ahora. No teníamos nada hecho, nada nos indicaba a donde teníamos que ir – no existían marcadores para ello – y para ello teníamos que preguntar a toda persona que se nos cruzara en nuestro camino, los cuales nos indicaban por donde teníamos que ir o no. Todos los personajes que aparecen en el juego tienen su trasfondo y realizan sus tareas diarias – hay una base de datos en el cuarto GD-Rom del juego, en donde podemos ver cada personaje no jugable que hay en el mundo de Shenmue – Podemos seguir a cualquier personaje que nos encontremos por nuestro camino y veremos lo que hace durante el día. Si seguimos a un comerciante, veremos cómo abre su tienda durante el día, para después cerrarla y volver a su casa. Pero es que si esperamos a que entre en su casa y nos acercamos a llamar a la puerta, este nos abrirá o no, pero nos responderá de cualquier modo, ya que está en su casa. Cada personaje también tiene su propio doblador, por lo que os podéis imaginar la cantidad de dobladores que tenía el juego, ya que no eran pocos los personajes que nos íbamos a encontrar. Además estos siempre tenían algo que contarnos, dependiendo del momento en el que nos encontráramos de la historia, por lo que la cantidad de texto es bastante considerable y por ello el juego llego a España en completo ingles, aunque tengo que decir que no se necesita un nivel alto de ingles para poder entender la historia. Yo por aquel entonces jugaba a Shenmue con un diccionario de ingles a mi lado.

Ese arbol tiene mucha más importacia de lo que aparenta

El sistema jugable se divide en cuatro modos específicos y bien diferenciados: Free Quest, QTE – pero bien hechos – Free Battle y View Mode. El modo Free Quest es el juego en sí, ya que podíamos ir a cualquier lado y en cualquier momento, con la única salvedad, que al llegar a cierta hora del día, teníamos que volver a casa a dormir – es que Ryo es muy educado y no quería preocupar a su abuela – Porque el tiempo transcurría en este juego, además de incluir cambios climáticos, que no estaban prefijados y nunca sabias si iba a llover o no, o si iba a nevar, todo era aleatorio por completo. Me hizo mucha gracia el detalle de cuando llovía, la gente iba con su paraguas por la calle. Podíamos hablar con cualquiera, ir a casa, abrir los cajones, puertas, encender luces, un sinfín de cosas que podemos hacer en la vida real, pero en el mundo de Shenmue. Todo estaba para crear ambiente y meternos en el juego por completo. Hasta podíamos llamar por teléfono y teníamos un número que nos decía el tiempo que iba a hacer en los días posteriores en el juego. Podíamos hacer estas llamadas de teléfono desde el nuestro propio de casa o desde una cabina que encontráramos por la calle, previo pago eso sí. No existen los móviles, porque como os he dicho, el juego está ambientado en el año 1986. Había una cantidad de detalles nunca vista hasta ahora en un videojuego o no de este modo. A veces, abriendo cajones encontrabas cintas de cassete – no olvidemos que está ambientado en el año 1986 – que luego podías escuchar con tu Walkman que por supuesto gastaba pilas, que teníamos que encontrar por los cajones de casa o comprar en las tiendas. Hasta podíamos hacer colección de muñecos de unas maquinas expendedoras o en las tiendas, cuando hacíamos alguna compra,  nos daban un número que podía estar premiado con algún objeto de una lista que había en cada tienda. Todo está detallado al milímetro, de forma casi enfermiza y puede que poco tengan que ver con la historia del juego o la narración, pero estaban ahí, para que hiciéramos uso de ellas si queríamos.

En cierto momento cogeremos esa moto prestada

En el modo Free Battle y heredero de la saga Virtua Fighter – recordemos que el creador de Shenmue es el mismo de los juegos de Virtua Fighter – Este modo de juego se activaba solo cuando teníamos alguna pelea, porque en el juego había muchas peleas y estas estaban representadas de forma espectacular. Las artes marciales estaban muy presentes en este juego, es un apartado muy importante y cuidado y eran parte de la historia de Shenmue. Había una cantidad de movimientos y combinaciones bastante alta, que podíamos aumentar durante el transcurso del juego y hasta estas técnicas que aprendíamos podían mejorar con su uso. Las técnicas las aprendíamos a través de otros personajes que nos las enseñaban – haciendo uso de la pantalla de la Visual Memory, donde nos salían las combinaciones – o a través de pergaminos que podíamos comprar. En cierto momento de la historia nos teníamos que enfrentar a más de 80 enemigos de golpe, por lo que queda bastante constatado, que el sistema de batallas es bastante importante en el juego. Lo bueno de esto, es que los movimientos que aprendiéramos en este Shenmue, los tendríamos en el siguiente juego de la saga. Después teníamos el modo QTE – Quick Time Events – tan odiado por muchos, pero tan bien representado en Shenmue. Es el mejor sistema de QTE que se ha hecho nunca, más que nada, porque todo tenía su consecuencia. No nos obligaba a repetir un QTE si lo hacíamos mal, simplemente la escena continuaba y si lo hacíamos mal, perdíamos parte de la barra de vida del personaje. Todo tenía su porque y si lo hacíamos bien, nos quedaba una escena chula o tenia ciertas consecuencias, que no veíamos si lo hacíamos mal. En definitiva, nunca se han visto unos QTE tan bien resueltos y bien hechos, como se ha visto en Shenmue. Y aunque queda algo raro, los QTE emitían un sonido particular para saber si teníamos que introducirlo o si lo hacíamos mal o bien. Esto no lo he visto en ningún otro juego que incluya este sistema y a mí me parece todo un acierto tener señales auditivas a la vez que las visuales, porque ayudan a entender mucho mejor lo que estábamos realizando. Por último el último el View Mode, que no era más que las FMV del juego. Estas tenían planos cinematográficos y estaban muy bien representadas y había muchísimas. No teníamos nada de interactividad con ellas, aparte de pulsar el botón A en algunos momentos, de ahí el View Mode.

Ryo, mochila al hombro

Como os he comentado, además de la historia principal, en Shenmue podíamos realizar todo tipo de tareas secundarias, como coleccionar muñecos de las maquinas expendedoras, jugar en las tragaperras y hasta teníamos una mascota que cuidar, un gato, que aparecía al comienzo del juego y del cual nos teníamos que hacer cargo, llevándole comida y cuidarle como si de un gato se tratara – eso sí, era un gato inmortal y aunque no le diéramos de comer, no moría nunca – Luego más adelante en el juego, teníamos que trabajar para conseguir dinero para cierto viaje a Hong Kong, aunque esta parte era obligatoria y teníamos que realizarla para poder continuar la historia. Para ello teníamos nuestro turno de trabajo diario, con un toro hidráulico, llevando cajas de un lado a otro que nos dijeran. Cada caja nos daba una cantidad de dinero, por lo que dependiendo de lo bien que lo hiciéramos, recibíamos más o menos dinero. Para amenizar un poco la tarea – es un trabajo – algunas mañanas antes de entrar a trabajar, se hacían carrearas con los toros hidráulicos, dándole más variedad a este momento del juego, que a muchos les llego a cansar.

Pero lo mejor del juego sin duda es que todo en Shenmue está vivo, cada personaje tiene su vida y sus tareas diarias. A nosotros como jugador se nos suelta en ese mundo con una misión, encontrar al asesino de nuestro padre y desde el primer minuto del juego, tenemos que buscarnos la vida. Decir también que el juego en mi primera partida me duro unas 35 horas, por lo que era bastante largo, aunque he visto gente que lo ha superado en menos de la mitad de tiempo que yo lo termine la primera vez y en cierto modo, si nos dedicamos a hacer solo la historia y vamos a los puntos del juego que hay que ir, el juego es algo más corto. Hasta teníamos una historia de amor con una chica llamada Nozomi, con paseo en moto incluido jeje – aunque Ryo es muy tímido o tonto, según se mire y la cosa no va a mas nunca… – También podíamos llamarla por teléfono, para ver como se encontraba, aunque no siempre estaba en casa y nos encontrábamos con ella por la calle, de vez en cuando, porque tenía su vida propia. También recibíamos llamadas de su parte, que eran recordadas por la abuela si no estábamos en casa en ese momento. Vale, es una chorrada, pero a mí me dejo flipado en su momento, porque les daba vida a los personajes.

Esta es Nozomi

Otra cosa a destacar en este juego es la Banda Sonora y con ella el tema principal del juego, la cual, consigue ponerte la piel de gallina y despertar buenos recuerdos que guardas del juego. Aunque también tiene algún tema vocal muy bueno también, que representa muy bien lo que es Shenmue y lo que podemos encontrar en el juego. También destacaría el salón recreativo, donde podíamos jugar a dos juegos creados por Yu Suzuki, que venían incluidos en el juego. Era jugar a un juego, dentro de un juego, algo nunca visto por aquel entonces o no de esa forma. Más adelante podíamos comprar estos juegos y jugarlos en la consola que tenia Ryo en su casa. Se trataba de los dos primeros juegos desarrollados por  Yu Suzuki, Space Harrier y Hang-On y eran una emulación pixel perfect, de la versión de recreativa. Por supuesto había que usar dinero del juego para poder jugar en las recreativas – no en tu casa – como si de un recreativo real se tratara. También teníamos una máquina para practicar QTE y una maquina de Dardos. La de tiempo que habré pasado jugando en esos recreativos….

Hemos llegado hasta aquí y no os he hablado del apartado gráfico de este Shenmue y no porque sea malo, que no lo es en absoluto, si no porque no es tan importante como el juego en sí, aunque era lo mejor que se podía ver en esa época, en cuanto a consolas de sobremesa. Todo estaba representado de forma sublime, las calles, los edificios, los personajes, con unas animaciones faciales para el protagonista muy buenas. Las texturas eran de una calidad muy alta, las animaciones estaban muy conseguidas. Los efectos atmosféricos, la iluminación, todo está perfecto y fue mejorado más en la segunda parte. Por desgracia no todo podía ser bueno y el juego tenía un “popping” exagerado en algunos momentos, con los personajes que había por la calle, llegando a aparecer de manera súbita delante de tus narices. Pero la verdad es algo que se podía perdonar, porque el apartado técnico en general, era de lo mejor que había en ese momento y creo que SEGA hizo un buen trabajo con él.

Son muchas las cosas de las que os podía hablar de este juego, porque tiene infinidad de pequeños detalles que pocas veces he visto. Sin duda la continuación espiritual de esta saga es la de Yakuza, aunque poco tiene que ver con esta, pero en cierto modo, las bases de Shenmue la podemos encontrar en esta otra saga de SEGA.

Pero no todo es bueno en Shenmue, tiene sus fallos y quizás lo peor que puede tener son las constantes pantallas de carga que sufríamos al pasar a una zona nueva, cambiaba de día a noche o cualquier otra cosa, estas eran muy largas y demasiado habituales. Esto era más bien por la limitación de la consola Dreamcast supongo y en la segunda parte, pese a que había bastantes cargas también, se reduzco bastante su tiempo de carga, siendo mas llevaderas. Otra cosa que también puede ser negativa para muchos, es su no orientación, es decir, que no se te decía a donde ir con una marca en el mapa, todo lo tenías que encontrar por tus propios medios o preguntando a los personajes no jugables que nos íbamos encontrando por el mapeado y esto a muchos no gustó o fue algo negativo para muchos. Y por ultimo, algo que también me parece un punto negativo, es que el mundo de este primer Shenmue, pese a ser muy rico en detalles, era bastante pequeño, eso sí, el detallismo enfermizo y que pudiéramos entrar casi en cualquier sitio, mitigaba mucho esta sensación. En su segunda parte, esto se maximizo mucho y los escenarios fueron mucho más variados y más extensos.

Shenmue es un juego para disfrutar, jugar pausadamente y sin prisas. Disfrutar del mundo que nos otorga el juego, sus personajes, su música. Por encima de todo, sus virtudes están por encima de sus carencias como juego y sin duda, os recomiendo mucho que probéis, si no lo habéis hecho ya.

Curiosidades

El juego se pensó en un principio para SEGA Saturn y hasta se creó bastante Gameplay, que llevaba a la consola Saturn a un nuevo nivel. Aunque posteriormente el proyecto se llevo a la consola Dreamcast, que tenía mucha más potencia, que era necesaria para todo lo que tenía en mente Yu Suzuki.

El juego se empezó a crear en Dreamcast con el nombre de Project Berkley y hasta se incluyo un disco con este mismo nombre en la edición japonesa de Virtua Fighter 3 TB, con material sobre el juego, antes de que saliera a la venta – lo que daría yo por ese GD-Rom… –

En un principio Yu Suzuki iba a bautizar a este juego como Virtua Fighter RPG, por la similitud de los combates con este juego de lucha, ya que estos guardan bastantes similitudes con el sistema de combate de Virtua Fighter.

Yu Suzuki tenía planteada la historia de Shenmue de tal forma, que daba para 16 capítulos o juegos. Al final quedaron reducido a 11 capítulos, comprendiendo este primer Shenmue el primer capítulo de la historia y Shenmue II del segundo al sexto capítulo – aun nos quedan cinco capítulos que nunca han sido contados –

Además de los tres GDs, teníamos un GD extra, en el que teníamos información sobre el juego, ayudas para continuar la aventura y un sinfín de cosas que podíamos ver, al cargar la partida salvada de nuestra aventura.

Existe un modo secreto en el que el tiempo ambiental del juego, transcurre tal y como fue en aquella época en Yokosuka, en 1986-87.

Se realizo una película para el cine Japonés con las FMV del juego, editándolas y añadiendo alguna escena nueva. Esta luego se incluyo en el juego Shenmue II de Xbox, para que la gente conociera el comienzo de la historia y no se enfrentara a la segunda parte sin saber nada.

En un principio este primer juego iba  a incluir parte de juego que se recorto, por lo motivos de siempre, que no había tiempo y esa parte la pudimos ver en Shenmue II.

U.S. Shenmue es como se conoció a la versión que se relanzo en el mercado Japones, versión que venia directamente de USA y la cual lo único que tenia de diferente, ademas de las cajas originales de las versiones americanas, es que el juego venia en completo ingles. – curiosa forma de relanzar un juego en Japón –

La fecha final en la que el juego terminaba y nos mostraba el final malo era el 15 de Abril de 1987, aunque había tiempo de sobra para poder terminar el juego.

La palabra Shenmue, adquiere significado al finalizar la segunda parte de esta saga.

Como os decía, el juego tan solo vendió 1.2 millones de unidades en todo el mundo, no siendo las necesarias para que el proyecto fuera todo lo rentable que SEGA quería, una pena.

Las marcas de refrescos de Coca Cola, Fanta o Sprite que se sustituyeron por otro nombre en las versiones que salieron de Japón, si tenían ese nombre en la versión Japonesa del juego. Cuestión de marketing supongo.

Nozomi´s Messages, era una apartado del cuarto GD-Rom extra que venia con el juego, en donde la propia Nozomi nos daba consejos sobre el juego.

Data Review, era un modo extra incluido en el GD-Rom extra, donde podíamos analizar nuestra partida salvada y nos indicaban todo tipo de estadísticas sobre el juego – para los frikis de las estadisticas como yo, todo un acierto

Con el GD-Rom de extras también podíamos conectarnos a Internet, a través del modem de la consola, para comparar puntuaciones en los juegos del salón recreativo e incluso descargar temas para la VMUvisual memory, la tarjeta de memoria de Dreamcast – entre otras cosas.

El trailer del juego, para que lo veáis en movimiento.

Vídeo con imágenes del juego Shenmue funcionando en una SEGA Saturn. Demuestra de lo que es capaz técnicamente la consola de 32Bits de SEGA.

Este texto es una revisión de otro escrito en DDuJ, adaptado para el formato de Retro DDuJ y con algunos añadidos que no encontrareis en la versión original.

Anuncios

11 pensamientos en “Shenmue | 2000

  1. Ole por ti y tu articulo.

    Esta claro que mi dreamcast se alegra cada vez que juego a Shenmue :). Hasta lee mejor los discos 😀

    • Muchas gracias 😀 y gracias también por el comentario.

      Shenmue es mucho Shenmue y hasta arregla consolas… xD

      • @Tiex encima hace cosa de dos semanas que saque de nuevo mi blanquita de mi cueva, y no quería meter Shenmue porque es un mes solo con él…pero después de leerte, creo que esta noche vuelvo a caer. Es como Civilization o Football manager, droga! 😀

  2. Soy un pecador, pero la frustración de su no traducción al castellano, hizo que dejase el juego aparcado….

    Seguro que me he perdido algo grande, sin duda, así que quizás algún día….quizás. :/

    Sega mala, malosa.

    • Pues si Adol, te has perdido dos grandes juegos. Pero por otro lado, así no sufres la NO existencia de una tercera parte, como si nos sucede a los que hemos jugado y disfrutado de los dos juegos 😉

  3. Es uno de esos juegos que te preguntas… ¿como puede envejecer tan bien? Vuelves a jugarlo y descubres el porqué: no pierde su encanto. Si Dreamcats destacaba por algo (en mi opinión) era precisamente por la magia de muchos de sus títulos.

    • Hasta cierto punto estoy de acuerdo contigo, pero bien es cierto, que no es un juego que puede llegar a gustar a todo jugon. Tiene una mecánica muy particular, que no puede agradar a todo el mundo. Eso si, si te gusta, no vas a poder soltarlo hasta el final.

  4. Tras leer su gran artículo, Sr. Tiex, he vuelto a anotarme en mi “debe”, hacerme con Shenmue (y una Dreamcast) asap!!

    • Muchas gracias. Tengo que ponerme con una entrada que tengo a medio escribir y actualizar un poco esto, que está de capa caída últimamente…

      Hacerte con una Dreamcast, es una gran compra de la que no te vas a arrepentir, eso te lo aseguro 😉 Y si ya te haces con Shenmue, pues mejor que mejor 😀

  5. Pingback: Juegos Retro (2) Shenmue, Dreamcast|Diario De un Jugón|

No te cortes y opina ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s